Puedes cambiar!. ES

Durante mucho tiempo, los científicos pensaron que nuestro cerebro dejaba de cambiar a los 25 años, y que a esa edad nuestras habilidades, inteligencia y personalidad quedaban fijadas y no podían cambiar.
Resulta que eso no es cierto. La prueba más poderosa es que las personas con daño cerebral pueden en muchos casos recuperar la funcionalidad perdida. Si ellas pueden cambiar para mejor, imagina lo que puedes hacer tu con un cerebro sano.
Tu edad y lo que otras personas piensan de ti no son excusas válidas para no mejorar. Puedes ser mejor, aprender algo nuevo, pensar de forma diferente y cambiar tu mente y tu forma de pensar. En cualquier momento. En cualquier lugar. Bajo cualquier circunstancia.
El cerebro cambia a través del entrenamiento, la repetición y la motivación.
Desarrolla una mentalidad de crecimiento y ponte a trabajar. En un año, puedes ser una persona diferente. Puedes ser mejor.