Criticisms that create explosions in companies. EN

Carmen López

Psicóloga. Master en Recursos Humanos.

 

 

Para buscar talento no hay que leer currículos uno tras otro, sino seguir el rastro que deja: Un trabajo excelente. Porque lo importante no es lo que aprendes, o las empresas en las que trabajas. Lo importante es lo que haces. 

Para realizar un trabajo de forma excepcional hacen falta cinco cosas: Energía, enfoque, tiempo, creatividad y un compromiso absoluto con la calidad. 

Detrás de estos cinco pilares solo hay una cosa: la motivación. La motivación es lo que diferencia al campeón mundial del segundo clasificado. La motivación hace correr a un corredor de maratón hacia la meta cuando ya no tiene fuerzas, a un escalador alcanzar una cumbre imposible, a un creador luchar consigo mismo hasta que su obra está perfecta. Con motivación sacas tiempo de donde no hay, mantiene tu nivel de energía y concentración al máximo, ves las cosas de forma diferente. Con motivación eres capaz de tirar un trabajo casi perfecto a la papelera y empezar de cero hasta que sea excelente. 

La motivación se genera por la necesidad. Está claro: si alquilen tiene hambre, no hay duda de que pondrá todos sus recursos mentales, físicos, financieros y su tiempo en satisfacer esa necesidad. La necesidad es el motivo, la necesidad dispara la motivación. Esto no es nuevo. En los años 30 del pasado siglo, Abraham Maslow propuso una teoría sobre las necesidades humanas. Según ella, la gente que moviliza sus recursos lo hace por causa de una necesidad: comer, sexo, dinero, pertenencia a un grupo, reconocimiento o autorealización… 

Pero para encontrar la fuente del talento aún tenemos que buscar más allá de la necesidad. No hay duda de que las necesidades físicas anulan al resto: El hambre, la sed, evitar el dolor… pero en el ámbito que nos movemos, en economías desarrolladas, estas necesidades suelen estar cubiertas. La mayoría de las personas están motivadas por las llamadas necesidades superiores, las que nos distinguen del resto del reino animal: Dinero, aceptación o pertenencia a un grupo, reconocimiento o autorealización. Y como muy bien saben los expertos en marketing y los buenos vendedores, las necesidades se pueden crear, cambiar o matizar. Solo hace falta controlar una cosa: Las convicciones. Si alguien está realmente convencido de algo se convierte en imparable.

 

Las convicciones son el origen de todo lo demás.

Big%2520Desk_edited_edited.png

Criticism is the feedback we receive for a job or our behavior. It is an exchange of information to advance in your company or personally. 

Unfortunately we do not learn the necessary skills to make constructive  criticism or on the other hand, we let too much time go by and then we explode making criticisms that destroy relationships. The consequences are: sarcastic, disrespectful or accusatory criticism in the company and lead to a reduction in performance and motivation, staff turnover and a bad working environment.


The most frequent reactions from people who receive criticism are: 

getting defensive, apologizing, avoiding responsibility or closing themselves off completely from working with those who criticize and quitting their job or being fired.


How should we give constructive criticism?

By focusing only on what the person has done and what they can do, in the hope that they will do better.  When we attack an individual´s character, such as calling him or her incompetent, lazy, irresponsible ... the only thing it does is make this individual defensive and thus closes him or her off to possible solutions. We all understand that there are setbacks or mistakes at times but if a person is incompetent, we understand that it cannot be changed so easily.


According to Harry Levinson, to make a proper criticism you have to keep these points in mind:


1. Describe specific facts. Point out what the person has done well and not so well and what they could change.

2. Offer solutions or alternatives. 

3. Criticism is effective face to face and in private.

4. Develop empathy. Reflect on the impact of your words on the other person


Team and company leaders should remind their teams and employees that we are not perfect and that criticism is an opportunity to move forward. They are not an attack on the person but an improvement in action.