Cómo enfrentarse a un problema.

Carmen López

Psychologin. Master in Human Resources.

Cuando te enfrentas a un problema y lo ves como una amenaza, activas tu respuesta al estrés. Tu cerebro se enfoca en evitar el daño. Esto provoca emociones negativas. Las soluciones que das son rápidas y a veces contraproducentes. Estás en modo de supervivencia. Ésta no es la mejor manera de conducirse en los negocios.

Si miras un problema como si fuera un rompecabezas a resolver, activas una respuesta positiva en tu cerebro. No te enfrentas a una amenaza, sino a una oportunidad. Surgen emociones positivas. Tu cerebro se enfoca y Eres capaz de hacer conexiones entre diferentes ideas, para desarrollar múltiples y originales soluciones. En este momento estás en el modo de juego. Así es como disfrutas en tu trabajo. Así es como se crean las grandes empresas. Con sentido del juego y del descubrimiento.

La próxima vez que te enfrentes a un problema complejo, míralo como un rompecabezas.